Si el precio pasa de los 50 dólares, a EE.UU. le saldrá rentable explotar el ‘fracking’.

El acuerdo alcanzado en la última reunión de la OPEP (Organización de Países Productores de Petróleo) ha devuelto al crudo a los niveles de 50 dólares por barril, lo que algunos analistas pronosticaban.
Por ejemplo, el ministro de energía nigeriano Emmanuel Kachikwu había adelantado que el precio del petróleo superaría esos 50 dólares si se alcanzaba un acuerdo y que caería por debajo de los 45 dólares si no lo hubiera.
Finalmente, los miembros del cártel acordaron recortar su producción en 1.200 millones de barriles por día, y consiguieron el sí de Rusia, en lo que representa el primer acuerdo concertado entre los miembros de la OPEP en ocho años  si incluimos a Rusia.

Tras la reunión del cártel el petróleo se ha disparado por encima de los 50 dólares, tanto en la referencia europea (Brent) como en la referencia estadounidense (West Texas), pero todavía no ha alcanzado el nivel de los 60 dólares que manifestaba desear el ministro de Petróleo venezolano, Eulogio del Pino, tanto al inicio como al final de la reunión.
Aunque puede parecer que a los países productores les interesa que el petróleo se sitúe en los niveles más altos posibles que el mercado pueda soportar (100 dólares) en realidad el precio a partir del cual el número de competidores aumenta son esos 50 dólares.
La OPEP provocó el desplome de los precios para evitar que EE.UU. impulsara la producción de petróleo de esquisto (fracking) hace unos años. Si ahora el crudo supera los 50 dólares, esas empresas que decidieron frenar sus proyectos en el país norteamericano podrían recuperarlos.
Y que uno de los países más consumidores de petróleo del mundo decida ser autosuficiente en petróleo es malo para los demás países productores. Sobre todo, si el nuevo presidente de la nación de las barras y estrellas ya tenía en su programa electoral impulsar la independencia energética de los Estados Unidos de América con un petróleo a 40 dólares.
Por ejemplo, según un analista de la firma estadounidense Wolfe Research, a 50 dólares, es rentable extraer petróleo de la ‘cuenca pérmica’ (Permian Basin en inglés) que se extiende por el oeste de Texas y el sureste de Nuevo México, pero no lo es tanto en los campos petrolíferos de Dakota del Norte (North Dakota Bakken) que necesitarían un precio más cercano a los 60 dólares.
Sin embargo, si usted prefiere pensar menos en economía global y más en sus finanzas, habrá visto cómo el precio del petróleo ha subido más de un 8%  en el tiempo que ha durado la reunión de la OPEP. Y esa es una rentabilidad interesante para cualquier ahorrador.
El petróleo se compra y vende mediante contratos de futuros de 1.000 barriles, con lo que sólo puede comprar un contrato si dispone a fecha de hoy de 50.000 dólares. Salvo que disponga de un bróker serio y profesional que le permita invertir en los futuros del petróleo a través de opciones binarias, una forma mucho más económica en precio y comisiones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.