Por Manuel Avila

El golpe legislativo continuó con el intento de un antejuicio de mérito a la Fiscal Luisa ortega Díaz y con el asalto a la AN para golpear salvajemente a los diputados legítimamente elegidos por el pueblo el 6D del 2015. Esa otra muestra del abigeato político hunde definitivamente a un régimen que hace aguas al perder la conexión con el pueblo y condenarse a su propia derrota política.
Cuando las hordas chavistas decidieron saltar las verjas del Palacio Legislativo lo hicieron porque sonó un silbato, escucharon una voz o de algún lado el viento silbó para que la manada de manatíes heridos saliera en veloz carrera en busca de sangre. Si iban las hordas rojas con sed de sangre y con los colmillos afilados para comerse el manjar del día, diputados a la naranja. Ahí estaba Oswaldo Rivero “Cabeza e’ Mango” con su voz sonora dando órdenes para que los colectivos que supuestamente esperaban entregar un documento a la directiva de la AN, pudieran entraren sana paz al hemiciclo legislativo. Por lo menos eso fue lo que colgó Cabeza e`Mango en su portal twitter para justificar las lesiones que le propinaron a Américo De Grazia, Armando De Armas, Nora Bracho, Regnault y otros que fueron golpeados por la vorágine madurista. Esa estrategia de golpear hasta la muerte le salió de nuevo mal la jugada al proceso, aun cuando su jefe en su discurso del 5 de Julio ordenó una investigación a los actos de violencia de la AN.
La noticia recorrió el mundo en fracciones de segundos por las redes sociales para recibir la condena de todo el mundo y los parlamentos mundiales emitieron comunicados que mal ponen a un gobierno que ya no tiene pueblo y solo con la represión y la violencia pretende aferrarse al poder. Por las twiteras se hicieron virales en fracciones de segundos los actos de violencia contra un Parlamento Nacional que ha sido mancillado por los violentos de la revolución. Esa es la razón por la cual la ruptura del hilo constitucional con la inhabilitación a la AN, las arremetidas contra la Fiscalia General de la República y ahora con este salvaje ataque contra la AN, terminan condenando ante el mundo a estos angustiados personajes que no quieren ir a elecciones porque se quedaron sin pueblo en poco tiempo.
No tienen gente y por eso intentan realizar una Asamblea Nacional Constituyente es la única opción que le queda al Castro-madurismo para salvar su permanencia en el poder, pues es evidente que no tienen pueblo para volver a ganar elección alguna. De aquellos recuerdos de que ganaban elecciones a granel y que eran el gobierno que más hacía elecciones en el planeta, solo quedó una historia de victorias consecutivas que les permitió el liderazgo del “Galáctico”. Esa página de la historia revolucionaria ya quedó atrás porque la escasez, la falta de medicamentos, la corrupción, la inseguridad, la inflación y la destrucción de la autonomía de los poderes públicos formaron un coctel perfecto para la salida inmediata de la revolución del poder.
Y siguen metiendo la pata los revolucionarios al quedar en evidencia ante el mundo como los violentos de esta lucha por la democracia, ya que es evidente que las frases de amor lanzadas al aire por Nicolás son simples saludos a la bandera ante la realidad que le carcome el alma al proceso. No pueden ocultar un día más los chavistas sus niveles de violencia y la aberración de usar el poder para vulnerar las instituciones y arrodillar los poderes públicos a los pies del amo.
Se quedaron cortos los documentos gráficos que dejaron Carlos Andrés Pérez y Salas Romer cuando dijeron que la presencia del militarismo en el gobierno terminaría convirtiendo a Venezuela en un país en ruinas y donde la corrupción sería su estandarte. Así ocurrió porque la revolución le vendió el alma al Diablo con la idea de perpetuarse en el poder y no encuentran la fórmula mágica para preservar el poder, pues la gente se cansó de tantas mentiras para terminar dándole la espalda a un proceso que se diluyó en sangre y violencia. Esa es la razón por la cual nunca nació el nuevo ciudadano porque la corrupción se comió a sus propios hijos y en estos momentos el 80% de los venezolanos pujan para cambiar el gobierno por la vía electoral o por cualquier vía, ya que nadie puede vivir en un país en ruinas.
Es posible que el G2 cubano sea un equipo de estrategas de primera categoría, pero con ese asalto a la AN dejaron muy mal parado a un régimen que hace aguas en medio de la tormenta, pues ganarse el repudio internacional en nada favorece a un gobierno que vive sus últimos momentos de gloria. Quedan muy mal ante las naciones del mundo y por eso no le quedó a Nicolás la alternativa de anunciar en plano discurso del 5 de julio sino ordenar una investigación de los hechos. Esa es la ´última jugada de un régimen atrapado en sus propias convulsiones con el episodio del “Asalto legislativo” que no fue otra cosa sino un golpe legislativo continuado.
@encíclica

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.