España.- El estadio Santiago Bernabéu presentará sus mejores galas, lleno hasta la bandera, para el partido más importante de la fase de clasificación al Mundial de Rusia, cuyo pase puede ser prácticamente sentenciado para España en caso de conseguir la victoria, informó EFE.

De esta forma, a España con mejor promedio goleador que su rival (18-14), le vale el empate con pocos goles además del triunfo para seguir liderando el Grupo G. Ningún integrante de la Roja hace cálculos a falta de cuatro jornadas pese a que son conscientes de que todo está en juego en la cita frente a Italia.

Ante la previsión de defensa de cinco en el rival, Lopetegui medita apostar por recuperar la fórmula de un sistema con falso nueve. Con ella se goleó a Italia en la última conquista europea y daría entrada al jugador en mejor forma, Marco Asensio, que pide protagonismo. Al no estar Diego Costa, en rebeldía con el Chelsea y sin club en el verano, la opción si apuesta por salir con delantero centro de referencia sería Álvaro Morata, aunque la opción del tridente formado por Isco, Asensio y David Silva cobra más fuerza.

El resto del equipo está más que definido con De Gea en portería, Carvajal, Piqué, Sergio Ramos y Jordi Alba en defensa, más un centro del campo en el que a Sergio Busquets se sumaría Koke, en mejor momento físico que Thiago, y Andrés Iniesta.

Mientras, la selección italiana llega al Santiago Bernabéu con la victoria como única opción si quiere acercarse al Mundial de Rusia y con una mala noticia, la baja del veterano defensa Giorgio Chiellini, que se lesionó en el gemelo derecho en la última sesión previa al viaje a España.

El jugador del Juventus tuvo que abandonar la concentración de Italia en el centro técnico de Coverciano y puede provocar un cambio de ideas en el planteamiento por el que iba a apostar el seleccionador Giampiero Ventura, que también pierde al centrocampista Claudio Marchisio, con problemas en una rodilla.

En principio, Ventura estaba barajando la idea de alinear una defensa de tres centrales, con Chiellini al lado de Leonardo Bonucci y Andrea Barzagli, pero las últimas noticias podrían convencerle a pasar a un 4-2-4 por la necesidad de goles.

La principal opción para mantener la línea defensiva a tres sería la entrada del joven del Juventus Daniele Rugani, aunque de momento parece una alternativa poco probable. A la espera de las últimas pruebas tácticas, la sensación es que Italia pueda salir en el Bernabéu con una zaga formada por Bonucci y Barzagli, con Andrea Conti y Matteo Darmian que ocuparán los dos laterales.

De confirmarse esta decisión, Daniele De Rossi y Marco Verratti formarán el doble pivote, con Antonio Candreva y Lorenzo Insigne en la posición de extremos altos. El propio Insigne, líder del Nápoles, fue protagonista en su único partido disputado en el Bernabéu, cuando, en los octavos de la última Liga de Campeones, marcó al Real Madrid el gol del momentáneo 1-0 en un encuentro terminado 3-1 para los blancos.

En la delantera, Ciro Immobile, máximo goleador “azzurro” con 5 goles, y Andrea Belotti, que firmó 4 tantos, llegan lanzados tras ver puerta también en la última jornada de la Serie A.

 

Vía EFE

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.