El príncipe Guillermo de Inglaterra, segundo en la línea de sucesión al trono, y su esposa Catalina esperan su tercer hijo, anunció este lunes la Casa Real británica.

Este será el sexto bisnieto de Isabel II.

El príncipe Guillermo de Inglaterra y su esposa Catalina esperan su tercer hijo, que ocupará el quinto lugar en la línea de sucesión a Isabel II, tras su abuelo, su padre y sus dos hermanos.

“El duque y la duquesa de Cambridge se complacen en anunciar que la duquesa de Cambridge espera su tercer hijo”, luego de Jorge, de 4 años, y Carlota, de 2, afirmó la Casa Real en un comunicado.

La reina Isabel II, abuela de Guillermo, “y los miembros de ambas familias están encantados con la noticia”, prosigue el texto.

El comunicado concluye precisando que Catalina, de 35 años, sufre de hiperémesis gravídica –náuseas y vómitos– y que canceló un compromiso oficial, la visita a un centro infantil, que debía atender este lunes.

Niño o niña, el nuevo vástago será quinto en la línea de sucesión a Isabel II, quien a los 91 años no muestra signos de fatiga, y desplazará de ese puesto a su tío, el príncipe Enrique, hermano de Guillermo.

El primer puesto lo ocupa Carlos, príncipe de Gales (hijo de la reina, nacido en 1948), el segundo es para Guillermo, de 35 años, el tercero y el cuarto lo ocupan los hijos de este, Jorge y Carlota.

La longevidad de Isabel II, quien lleva 65 años en el trono, ha hecho que en la Casa Real coexistan cuatro generaciones. La monarca tiene cuatro hijos, ocho nietos y cinco bisnietos, sexto con el próximo.

El nuevo bebé de Guillermo de Inglaterra y Catalina será quinto en la línea de sucesión a Isabel II.

Comienzo del ciclo escolar

La noticia emerge la semana en la que el hijo mayor de la pareja, Jorge, empezará a ir a la escuela, a un centro privado del sur de Londres.

El inicio de la vida escolar de Jorge implicará que sus padres se instalen ya definitivamente en Londres, tras haber pasado la mayor parte de su vida de casados en su residencia Anmer Hall en el condado de Norfolk, en el este del Reino Unido.

En julio, el príncipe Guillermo dejó su empleo como piloto de helicóptero-ambulancia para concentrarse en sus tareas reales.

Con el anuncio, empezaron las especulaciones sobre el nombre del próximo miembro de la Casa Real. Si los padres siguen optando por nombres tradicionales, Alicia está en lo más alto de la lista en caso de que sea niña, y Jaime o Jacobo en caso de que sea niño.

Alicia se llamaba una de las hijas de la reina Victoria y la madre del marido de la reina, Felipe de Edimbugo.

En cuanto a Jaime o Jacobo –que, como Santiago, Tiago o Diego, y James en inglés, son variaciones del Jacob hebreo–, es el nombre del hermano de Catalina y lo fue de varios monarcas ingleses y escoceses.

Como es tradición, la pareja informará a la reina del nombre elegido antes de hacerlo público.

Sería muy inusual que el próximo vástago, tercero, acabe reinando. El precedente más cercano se remonta a la primera mitad del siglo XIX, con Guillermo IV, que subió al trono a los 64 años porque su hermano murió sin descendencia.

Si es un niño, además de ser tratado de príncipe, recibirá un ducado, probablemente cuando se case. Si es niña recibirá el tratamiento de princesa, algo que antes estaba reservado solamente a la hija mayor de un monarca, pero que es preceptivo desde que Isabel II cambió las reglas en el 2012.

Vía AP

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.