La pitonisa española Pilar Abel, que el 20 de julio hizo exhumar al pintor surrealista Salvador Dalí como parte de una demanda de paternidad, finalmente no es su hija, informó la Fundación Gala-Salvador Dalí este miércoles.

En un evento ultramediatizado, el genio del surrealismo fue exhumado 28 años después de su muerte de la tumba en la que yace, en el Teatro-Museo de Figueras, la ciudad catalana donde nacieron tanto él como la demandante.

Los peritos extrajeron de su cuerpo embalsamado pelos, uñas y dos huesos largos, para comparar su ADN con el de Pilar Abel, una mujer de 61 años que decía ser hija de Dalí y de una sirvienta con la que supuestamente mantuvo una breve relación.

En caso de haber sido cierta esta filiación, habría aspirado a una cuarta parte del patrimonio de Dalí, perteneciente en un 100% al Estado español.

Vía AFP

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.