Londres.- La primera ministra británica, Theresa May, recibió este jueves en Londres al presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, y le expresó su apoyo “incondicional” a esta “institución democrática”, conformada mayormente por dirigentes opositores.

“Hemos sido consistentes en nuestra condena a los actos del Gobierno de Venezuela” del presidente Nicolás Maduro, “y en nuestro apoyo incondicional a la Asamblea Nacional como institución democrática”, dijo May en un comunicado tras el encuentro en Downing Street, reseñó Efe.

“La reunión de hoy es un signo claro de que el Reino Unido seguirá trabajando con nuestros aliados internacionales presionando a las autoridades para que reduzcan la tensión en Venezuela, y eviten que el país se aleje más de la democracia”, añadió May.

La primera ministra expresó su inquietud, “en particular por la detención de presos políticos”, citando al dirigente opositor Leopoldo López, e instó “una vez más al Gobierno venezolano a garantizar el respeto a los derechos humanos, al Estado de Derecho y la separación de poderes”.

Borges, por su parte, escribió en Twitter que May “nos manifestó el respaldo del Reino Unido a la democracia y los derechos humanos en Venezuela”.

Esta semana, el Parlamento británico creó un comité sobre Venezuela presidido por el diputado laborista Graham Jones, que, en su primera reunión, describió al país petrolero como “posiblemente la economía peor gestionada de la historia moderna”.

Jones reclamó al gobierno de May que “pase de las condenas a los hechos”, e imponga sanciones a miembros del Gobierno de Nicolás Maduro para que él “y sus aliados respeten la democracia, los derechos humanos y al Estado de derecho”.

Borges culminó con su visita a Londres una gira europea en la que también se reunió con la jefa del Gobierno alemán, la canciller Angela Merkel; el presidente francés, Emmanuel Macron; y el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy.

Los Gobiernos de estos países han criticado duramente a Maduro por la grave crisis política, unas críticas que arreciaron con la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) integrada por oficialistas.

Maduro ha pedido abrir un juicio por “traición” a Borges y a otros dirigentes opositores por sus viajes al exterior, en los que según él buscan sanciones contra Venezuela.

Estaba previsto que Liliana Tintori, la esposa de Leopoldo López, acompañara a Borges en su gira, pero las autoridades venezolanas le impidieron salir del país.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.