Regresar

Opinión


Palestra Insular: Habló la Fiscal


Palestra Insular: Habló la Fiscal
Publicado: 2017-06-09 02:35 / Visitas: 342

                                                                              Manuel Avila

Cuando Luisa Ortega Díaz decidió ponerse del lado de la Constitución y volver la mirada a la institucionalidad que nunca debió abandonar salieron tirios y troyanos a lanzarle basura. De lado del oficialismo salieron Diosdado Cabello que no tiene credenciales para calificar  a la Fiscal, Jorge Rodríguez que está más loco que una cabra y solo busca mantener el poder, Pedro Carreño o Carroña como le dicen que no salió nunca de la comiquita de Directv y hasta Delcy Rodríguez sin calificación alguna porque no tiene nivel para luchar con esta Dama de Hierro. Ahora lo más triste es que muchos desmollejados personajes de la oposición sin ubicación, ni nivel para analizar el paso de la Fiscal, salieron a buscar hojas del pasado para lanzar dardos sin dirección definida. Tan torpes unos como los otros porque la posición firme de esta Dama de Hierro no se había visto por estos predios políticos hace buen rato y que una funcionaria como Luisa Ortega Díaz esté dando ese paso cruzado para salvar al país es importantísimo para cambiar los esquemas autoritarios de un régimen que ver desmoronarse sus instituciones secuestradas por el monstruo dictatorial.

 Todavía los venezolanos no le han dado dimensiones épicas a una actuación que tiene contra la pared a un gobierno de Maduro que por primera vez siente que las calles y la posición de la Fiscal General de la República lo ponen contra las cuerdas para ponerlo a punto de nocaut. Con esa línea dura de la Fiscal acudiendo en persona hasta el TSJ a realizar diligencias dirigidas a frenar una Asamblea Constituyente que vulnera los derechos del pueblo como el único con el poder para convocar un acto electoral de esta naturaleza. Esa actuación de la Fiscal puso a temblar al régimen de Maduro y lo pone a hilar fino porque saben que se están enfrentando a una mujer con mucha altura y la sangre fría para detener una locura que solo genera violencia y solo eso. Trata la Fiscal de detener un baño de sangre que podría llevar al país a una guerra fratricida sin parangón en la historia nacional. Sabe la Fiscal de lo que son capaces estos personajes como Padrino, Reverol y Benavides que están masacrando al pueblo venezolano al asesinar más de 67 jóvenes que forman parte del futuro de la patria. Eso es lo que dicen las investigaciones de la Fiscalía  General de la República y por eso se soltó las amarras ideológicas la funcionaria para ayudar a los venezolanos a recuperar su libertad.

Venezuela merece funcionarios institucionales como Luisa Ortega que honrando su responsabilidad histórica tuvo el coraje suficiente para enfrentar al poder omnímodo de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello en medio de una crisis que le metería miedo a cualquier ciudadano. Eso es lo que tenemos que evaluar, no lo simple de que estuvo en un lado o el otro. No creo que la simplicidad de las oportunidades sea un factor para que muchos ciegos de la oposición vean como enanos el tamaño de la decisión de la Fiscal que puede ser la ficha que termine de sacar del poder a quien ha deshonrado la gobernabilidad del país.

Es la hora que se vea la grandeza de esa decisión que está inclinando la balanza hacia la oposición por una decisión institucional de quien ayer estuvo con Chávez, pero que no soporta la bestialidad de un ignorante vestido de Presidente de la República. Es el momento de aprender a diferenciar una garrapata de una ballena, pues esta jugada está demostrando que en Venezuela está llegando la hora de la trascendencia. Esa es la verdad y solo queda que veamos el juego con lentes de aumento para que no se nos vaya un Rolling entre las piernas, pues de esta decisiones diarias de una Fiscal resteada con la Constitucionalidad está brotando la nueva Venezuela, el país del coraje y la voluntad de cambios que necesita esta sociedad para los grandes momentos por venir. Llegó el momento de los grandes ciudadanos y no es capricho reconocer que el salto de la Fiscal es olímpico y será la piedra que saque a Maduro del poder.