Regresar

Deportes


Michaell Flores: “Va a ser una bonita serie para nosotros y la fanaticada”


Michaell Flores: “Va a ser una bonita serie para nosotros y la fanaticada”
Publicado: 2017-06-12 05:38 / Visitas: 325

El pasado sábado, Guaiqueríes de Margarita obtuvo el cuarto triunfo en Semifinales de Conferencia, dejando en el camino a Gigantes de Guayana y luego de transcurridas 36 horas, los dirigidos por Oscar Silva regresaron al trabajo, ahora con la mira puesta en la siguiente instancia ante Marinos de Anzoátegui. 

Michaell Flores ha sido un pilar fundamental este año para la franquicia, tanto en su desempeño ofensivo como defensivo y hasta en lo psicológico. Es un jugador que está en constante comunicación, tanto con el DT como con sus compañeros, dentro y fuera de la cancha.

Si bien, un equipo lo hacen 12, es importante destacar la perspectiva del maracayero de cara a esta nueva fase, ya que, hasta ahora, es el jugador más consistente de la Tribu junto a Devan Downey y así lo demuestran sus números.

Sobre la etapa que ya culminó, Flores asumió que Gigantes de Guayana fue un digno rival. “Empezamos ganando los dos primeros en casa. En su feudo fuimos un equipo totalmente distinto. Nos relajamos un poco, cambiamos nuestro sistema defensivo y la actitud. Eso nos pasó factura. Luego tuvimos un meeting en el cual cada quien reconoció que no habíamos hecho lo que veniamos haciendo. Retomamos nuestra filosofía de juego, intensidad defensiva, juego alegre, correr la cancha, jugar en equipo y nos cambió la cara. Así sacamos ese juego tan importante que nos daba la ventaja 3-2”.

Y así, con la serie 3-2 a favor, la Tribu regresó a Margarita, con la misión de buscar el pase en un sexto juego, sin dar posibilidad de una posible definición en un séptimo, donde cualquier cosa puede pasar.

“Vinimos a casa con la misma mentalidad, más fuerte aún. No fue nada fácil. Ellos vinieron a jugar duro pero nosotros pudimos cerrar el juego y avanzar a la siguiente fase. Ya estamos mentalizados en lo siguiente, comenzando a trabajar para este próximo reto como lo es la Final de Conferencia, el Clásico Oriental contra Marinos de Anzoátegui”, explicó el de Caña de Azúcar.

Historia y tradición   

Son 19 los títulos que acumulan ambos equipos en el baloncesto venezolano, 11 de ellos pertenecen al Acorazado y 8 a la Tribu. Su rivalidad ya es tradición y ha sido catalogada como el “Clásico Oriental” en la Liga Profesional de Baloncesto (LPB).

Este factor está en la mente de los jugadores y así lo demostró Michaell Flores, quien aseguró que “nos vamos a enfrentar dos de los equipos más ganadores en la historia del baloncesto venezolano. Va a ser una bonita serie, tanto para nosotros como para la fanaticada”. 

Y en lo deportivo, reveló que la Tribu está enfocada y que ya saben a lo que se van a enfrentar. Durante la ronda regular, ambos quintetos dividieron honores tanto en casa como de visitante, lo cual pronostica que será una serie pareja.

“En playoff hay que defender la casa y ganar en carretera para poder avanzar. Ambos lo hemos demostrado y así lo hemos hecho. La clave está en mantener lo que hemos hecho durante la ronda regular. Si respetamos la filosofía del cuerpo técnico y hacemos los ajustes necesarios, vamos a obtener buenos resultados. Pero va a ser una serie bastante reñida. No creo que haya un favorito. Los partidos hay que jugarlos. De aquí en adelante, el equipo que juegue más unido y se equivoque menos, será quien tenga mejores resultados”, aseguró el alero.

En lo interno

El jugador también se paseó por lo que significa esta versión de Guaiqueríes de Margarita y de cómo se han acoplado criollos, importados y el cuerpo técnico encabezado por Oscar Silva.

“Lo interesante de este equipo es que la importación llegó a adaptarse al equipo y no al contrario como sucede en otras organizaciones. Nosotros no dependemos de un solo jugador, ni tenemos jugadas específicas para alguien. El cuerpo técnico nos hizo saber desde un principio que todos tenemos el mismo valor y confianza. Eso nos ha ayudado a armar ese teamwork, a ser el equipo que somos, que ya es una familia”, manifestó el aragüeño.

Agregó que los foráneos (Devan Downey, Marcus Melvin y Kentrell Gransberry), han dado lo que les ha pedido el cuerpo técnico. “Tenemos muy buena comunicación con ellos, son uno más de esta familia. No hay distinciones. Eso es lo bonito de Guaiqueríes y lo que lo hace diferente a los demás”. 

Finalmente, dio con el epicentro del éxito. “Desde el momento en que se entra al camerino se siente el ambiente positivo. Aquí estamos para ayudarnos. Si un día no está algún jugador, otro aparece y hace el trabajo, bien sea importado o criollo. Tenemos ese plus. Y al momento de cerrar los partidos, cualquiera puede tener la responsabilidad de tener la pelota. Así hemos llegado hasta aquí.

Prensa Guaiqueríes