Regresar

Salud


La Medicina y los desafíos tecnológicos


La Medicina y los desafíos tecnológicos
Publicado: 2017-06-14 12:00 / Visitas: 192

Para nadie es un secreto que la tecnología ha evolucionado a una velocidad vertiginosa en los últimos años, particularmente desde la aparición y masificación del Internet. Actividades como las compras, música , libros , entretenimiento , educación y otras han sido transformadas y seguirán siéndolo como resultado de esta influencia. A veces me sorprende que los mèdicos dudemos y seamos incluso ingenuos ante esta realidad, o tal vez inconscientemente, minimicemos su influencia en la medicina debido a lo singular de nuestra profesiòn.

No es accidental la presencia de los gigantes de la tecnología en grandes proyectos de salud y tecnología.  Apple , Google, IBM , Samsung estàn gastando millones de dólares en iniciativas de salud que transformarán el sector completamente unos 20 años. Proyectos como el Healthkit y ResearchKit para monitorizar constantes vitales y cambiar el enrolamiento en estudios clínicos de Apple, Calico para combatir el envejecimiento (Google) , IBM Watson para manejo de la información en la nube tienen el potencial y dinero para cambiar el futuro de nuestro campo. Entre muchas otros proyectos.

Según el autor e historiador Yuval Noah Harari (Sapiens, Homo Deus)  estamos en el punto exacto donde ya es un real la creación de inteligencia artificial y pasaremos  del proceso de selección natural a uno de “diseño inteligente”. Eric Topol, Jefe de Medicina Traslacional de Scripps Clinic en su libro La Creación Autodestructiva de la Medicina habla de la convergencia de 6 elementos en los últimos 40 años que permiten hablar de una verdadera revolución tecnológica del sector salud: El teléfono celular, la computadora personal, la internet, los aparatos digitales, la secuenciación del DNA  y las redes sociales convergen de tal manera que estamos en este punto de inflexión histórica.

De hecho, está evoluciòn y  convergencia tecnológica ha hecho predecir la apariciòn de otra singularidad, , en este caso  la tecnológica , un estado donde habrá convivencia entre la inteligencia humana y la artificial , creada por las computadoras que seràn capaces de auto mejorarse o rediseñarse por sí mismas y que està prevista en algùn momento entre el año 2030 y 2045 de este siglo.

Mientras tanto , vivimos en un momento de la transiciòn donde  esto que mencionamos parece solo una película de de miedo y ciencia ficción donde  a diario es dìficil creer en estos cambios.

Encontramos en nuestros sitios de trabajo que las pantallas impiden ver a los pacientes, las historias clínicas están cargadas de datos que retardan la atención e impiden contacto, las consultas sobrecargadas de cosas administrativas que no dejan tiempo para una exploraciòn exhaustiva, en general hay un exceso de información no pertinente que nos distrae de todo aquello esencial, el toque humano.

¿Que es cierto, que es exageración? ¿Cómo va ser el futuro del cuidado de la salud?. ¿El futuro de la medicina y de nuestra especialidad?

Marshall Mcluhan, conocido teòrico de la comunicación decía que cada cultura desarrolla su propio sentido del equilibrio en respuesta a las demandas de su entorno . En su teoría sustenta que los modos de cognición y percepción del individuo están influenciados por la cultura en la que se encuentra, la lengua que habla y los medios de comunicación a los que está expuesto. “Cada cultura, por así decir, ofrece a sus constituyentes un conjunto de gafas realizado por encargo” . Hay un cambio evidente en el lenguaje y los medios que utilizamos para transmitir la informaciòn , pero tambièn el conocimiento , lo bueno y lo malo, dependiendo del uso que le demos. “El medio es el mensaje” decìa Mc Luhan.

Mientras los médicos nos hemos caracterizado por seguir la tradición hipocràtica, acoger el espíritu científico del cuestionamiento de lo que hacemos  y casi que reverenciar el sustento de las evidencias y la trasmisión de la información en círculos cerrados, el dogma tecnológico,cada vez más omnipresente, fomenta la innovación permanente, el espíritu “beta” de probar y luego comprobar y mirar la necesidad de evidencias como un problema técnico solucionable con acceso a la “Big Data”, transmitiendo información en sistemas que tienden a ser predominantemente abiertos al público. Parece ser un choque inevitable de culturas

Sin embargo  , para bien o para mal ,  en una generación o dos el mundo serà muy diferente al que conocemos. Deberíamos pensar y hacer cambios necesarios antes de que sea demasiado tarde y buscar el punto de equilibrio entre lo novedoso y lo tradicional.  

Una reflexiòn seria y un cambio  en la visiòn de la educación en medicina y de lo que podemos hacer de cara a esta alternativa posible de futuro:

Fomentar la innovación : Es un mundo rápidamente cambiante donde la capacidad de pensar diferente , retar lo establecido y mejorar lo que se hace, no por el solo hecho de hacerlo diferente,  sino porque se cree que realmente que lo que se hace se puede hacer mejor . La capacidad de retar el status quo será una necesidad. 

Repensar el ejercicio profesional: Para poder mejorar nuestra especialidad deberíamos pensar el futuro a largo plazo y visualizar todos los cambios que se vienen dando analizando escenarios que nos permitan definir mejor qué es lo que podemos y queremos hacer.  

Mejorar nuestras habilidades digitales: Preocuparnos por entender las tendencias digitales para poder comunicarnos mejor con nuestros pacientes y el público en general pero también con nuestras familias. El mismo Mcluhan decía “ podemos hacer lo que queramos con los nuevos medios , excepto ignorarlos” . Es imposible entender este mundo en el que profundizamos sin entender sus lenguajes y símbolos.

 Ajustar la enseñanza de la Medicina al nuevo entorno : Los trabajos que nos mantendrán el futuro serán los asociados a la capacidad de resolver problemas. Todo lo mecánico , repetitivo o relacionado con memorizar tiende a tener obsolescencia en un mundo donde no necesitamos tener toda la información sino saber dónde encontrarla. Debemos desarrollar desde muy temprano el pensamiento analítico , introducir el contacto temprano con los pacientes durante la carrera , fomentar el autoaprendizaje y reconocer la temporalidad del nuevo conocimiento estimulando el aprendizaje de nuevas competencias a lo largo de la vida .

 Reconocer el poder de información informal: Las comunicaciones formales a través de revistas y conferencias no serán la única forma de transmitir ni avalar el conocimiento científico. La información científica podrá y será distribuida por medios más masivos no sólo para un reducido círculo de pares sino para el público general que cada vez demandará más conocimientos precisos y justificación de estos estudios. De hecho ya hay estudios que muestran que las redes sociales son ya la principal fuente de información científica en internet por encima de wikipedia o medios de información digitales y un lugar predilecto para búsqueda de informaciòn por nuestros pàcientes.

 Todos podemos hacer algo desde nuestros lugares de trabajo e influencia .

En PANLAR queremos hacer avanzar la especialidad y delinear un futuro equilibrado donde se combine la tradición y la ciencia con los nuevos medios y formas de aprender y trabajar. Para esto hemos incluido la innovaciòn dentro del Plan de Desarrollo y  creado un Premio que ya se encuentra en su segunda edición. Tambièn hemos solicitado convocatorias para los eventos de PANLAR que tengan en cuenta con estas consideraciones. Queremos ser una organizaciòn de mente abierta.

Seguir creyendo en nuestra singularidad como defensa ante estos cambios, no entender o minimizar el proceso que llevamos en el desarrollo tecnológico podría ser un error lamentable para nuestro gremio y especialidad, dadas todas las evidencias. PANLAR ha tomado acciones concretas para empezar a disminuir esta brecha . El tiempo corre.

Vía Panlar